• Aprendemos

    by  • 8 Octubre, 2010 • Contenidos del curso • 0 Comments

    Evidentemente, la autonomía no es un método, sino el resultado de un proceso de reflexión sobre el propio aprendizaje. Se desarrolla mediante la experiencia vivida durante el proceso de aprendizaje. La promoción de la autonomía en el aprendizaje significa, por tanto, fomentar la capacidad de tomar decisiones, así como la independencia y la responsabilidad personal de los que aprenden.

    Aprendemos:

    el 20% de lo que escuchamos

    el 30% de lo que vemos

    el 50% de lo que escuchamos y vemos

    el 70% de lo que explicamos a otros

    el 90% de lo que uno mismo experimenta y realiza.

    Quien quiere aprender un idioma debe reconocer que el proceso depende, en gran medida, de su propia responsabilidad y participación, de la voluntad y capacidad de tomar decisiones. Por otra parte, al estudiante habrá que ofrecerle situaciones en las que pueda experimentar varias y distintas estrategias y técnicas de aprendizaje; debe presentársele también la oportunidad de elegir, por ejemplo, entre varios ejercicios propuestos de manera que satisfagan sus intereses o necesidades.

    El alumno tiene que desarrollar un proceso de aprendizaje activo y participativo. La autoevaluación es el motor inicial y el eje central de cada aprendizaje. Permite sacar conclusiones y, si es necesario, efectuar cambios. Es, pues, estratégicamente ineludible.

    Es importante que, al principio del curso, los alumnos evalúen sus necesidades e intereses y el porqué y el para qué de haber tomado la decisión de aprender una lengua. También es importante controlar desde el inicio las costumbres adquiridas en estudios previos realizados, así como las formas y ritmos de aprendizaje de cada alumno.

    Normalmente al profesor no le es posible seguir la evolución individual y pormenorizada de cada alumno, el desarrollo de la autoevaluación se vuelve aún más esencial para que se convierta en su propio guía.

    Se trata, por tanto, de proveer al alumno de experiencias con situaciones que le ayuden a:

    hacerse independiente y encontrar su propia vía de aprendizaje (autonomía);

    asumir la responsabilidad de su propio proceso de aprendizaje (responsabilidad);

    intercambiar y contrastar sus experiencias de aprendizaje con los demás (aprendizaje  cooperativo);

    participar en las actividades de clase de forma activa y dinámica (participación);

    desarrollar la toma de conciencia idiomática, indispensable para comprender y utilizar una lengua adecuadamente en su dimensión de sistema formal y de sistema de comunicación específico y también como expresión de un sistema de valores socioculturales (reflexión sobre el idioma y sobre el proceso de aprendizaje);

    desarrollar la capacidad de evaluar los progresos lingüísticos, el proceso de aprendizaje y los medios escogidos y de sacar conclusiones para supervisar su ejecución (autoevaluación).

    About

    Profesor de Español Lengua Extranjera. Apasionado de la educación como única vía de mejora humana y social. Apenado con la democracia que nos ha tocado vivir. Creo que la tierra es un solo país. Me gustan las nuevas tecnologías, ya no tan nuevas, y todo lo que sale para ayudar a las personas.

    http://poezia.es

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *