• El horror al error.

    by  • 8 octubre, 2010 • Contenidos del curso • 0 Comments

    No podemos estar en clase a la caza y captura del error. Es mucho más útil y efectivo hacerles saber a nuestros alumnos que no todos los errores serán corregidos, ni inmediatamente ni quizás tampoco con posterioridad.

    Algunas prácticas más sostenibles serían:

    Cuando el error puede causar interferencia en la transmisión del mensaje (error en la comunicación), interrumpir al alumno para que aclare su información.

    Cuando el mensaje queda claro pese a la frecuencia insistente de un error, llamarle la atención con posterioridad.

    Llevar un registro de los errores más frecuentes, independientemente de quién lo realice, y presentarlos para su análisis posteriormente mediante una actividad especialmente preparada a tal fin.

    Tradicionalmente la gramática se ha trabajado mediante ejercicios de formación de hábitos y práctica mecánica, una corriente metodológica basada en la teoría conductista, y el trabajo de clase se centraba en la repetición mecánica de montones de estructuras gramaticales. La lengua usada no era, con frecuencia, nada natural, una lengua descontextualizada y casi fosilizada, y su intención era la de prestar atención únicamente a las formas gramaticales. Este planteamiento ya ha sido abandonado.

    Actualmente se prefieren los ejercicios de sensibilización que pretenden llamar la atención del alumno ante la presencia de determinados fenómenos o rasgos de la gramática de la lengua, elevando su nivel de conciencia lingüística. Y, especialmente, los ejercicios de práctica significativa que se caracterizan por seleccionar determinados fenómenos gramaticales para que el alumno trabaje sobre ellos, pero facilitando un contexto para que, al practicar con esos rasgos, lo haga llevando a cabo un uso efectivo de la lengua, intercambiando opiniones, puntos de vista, etc. Otra posibilidad es la de los ejercicios de estrategias, consistente en hacer explícitos los procesos que se llevan a cabo de forma implícita e inconsciente.

    Pueden ser muy variados, pero respetuosos con los procesos reales (naturales) de adquisición:

    • Procesos de generación y de verificación de hipótesis.
    • De analogía con la gramática de la propia lengua.
    • De contraste con la gramática de la propia lengua.
    • De analogía y contraste con la gramática de otras lenguas que se conocen
    • Procesos de elaboración personal de reglas gramaticales provisionales.

    About

    Profesor de Español Lengua Extranjera. Apasionado de la educación como única vía de mejora humana y social. Apenado con la democracia que nos ha tocado vivir. Creo que la tierra es un solo país. Me gustan las nuevas tecnologías, ya no tan nuevas, y todo lo que sale para ayudar a las personas.

    http://poezia.es

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *